El anciano y el mar

por | 13 Sep 13 | Rincones y gente, Santander | 0 Comentarios

Con el agua por los tobillos, pantalones remangados, el bastón en una mano y en la otra unas sandalias de cuero. El anciano, con paso lento pero firme, va recargándose de vida con sus pies desnudos en la mar. Siempre dije que hace más quien quiere que quien puede.

Post relacionados

Fuego en el horizonte

Fuego en el horizonte

En una mañana inmensamente gris el sol busca un resquicio en el horizonte para desplegar sus encantos.